Mejora de Procesos, Compromiso del Equipo

4 maneras de hacer una crítica constructiva positiva

Dale Carnegie Spain

febrero 10, 2016
0
Comentarios

Una cualidad esencial de todo buen jefe es la de saber dar la adecuada retroalimentación para corregir las desviaciones y errores en el trabajo realizado por los miembros de su equipo. Si se hace bien, ello redundará en mejores resultados cuando haya otra oportunidad.

Un director que no conozca la filosofía de Dale Carnegie podría simplemente afirmar cosas como ‘Este trabajo no es suficientemente bueno’ o ‘Esto está mal hecho y así es como hay que solucionarlo’. Alguien frustrado incluso podría llegar a decir algo así: ‘Es un trabajo horrible’. Desde luego hay maneras mucho más efectivas de conseguir no sólo que las personas corrijan sus errores, sino que además deseen hacer su trabajo mucho mejor.

Os dejamos con algunos consejos expertos para construir una crítica constructiva, basados en los programas de Dale Carnegie Training.

#1. Admitir nuestra parte de responsabilidad

Si aceptamos nuestros errores expresa y rápidamente, nuestro equipo también lo hará. Éste es un paso clave hacia la mejora. Como jefes, posiblemente tenemos parte de responsabilidad en los errores que cometen las personas que forman parte de nuestro equipo.

Hacernos cargo de ello demuestra nuestra fuerza de carácter, como personas y como jefes. Nuestro ejemplo nos dará más autoridad para poder realizar una crítica constructiva en el futuro.

#2. Comenzar con un enfoque positivo

Siempre hay algo positivo que remarcar, incluso aunque sólo sea el esfuerzo puesto en un proyecto sin éxito.  Hacer un comentario iniciando la conversación con una muestra de aprecio honesto y sincero (aunque sólo sea para decir ‘Gracias por intentarlo…’) hace sentirse valiosa a la persona que lo recibe. A partir de ese momento es cuando podemos expresar nuestra crítica constructiva.

Cuando pedimos a alguien un cambio, si lo hacemos con un enfoque en positivo, será mucho más fácil obtener un resultado satisfactorio.

#3. Animar a las personas y hacer que los errores parezcan fáciles de corregir

Si simplemente devolvemos un feedback de error y nada más del tipo ‘Soluciona esto’, la persona puede verse abrumada con este comentario. En lugar de tomar esta vía, podemos buscar la de apreciar su capacidad en el pasado para realizar correcciones de forma ágil, mencionar que confiamos en su habilidad para hacerlo de nuevo, y ponernos a disposición por si necesita más ayuda con la tarea asignada.

#4. Elogiar el más pequeño progreso

Aprovechemos la oportunidad de elogiar a las personas por su trabajo, incluso a aquéllas que habitualmente lo hacen bien y que se preocupan día a día para que continúe así. Nuestro reconocimiento las ayudará a mantener su buena actitud y facilitará sus logros.

Elogiar de forma concreta y específica, con evidencias, resulta muy efectivo. Por ejemplo, no es suficiente con decir ‘Gracias por tu ardua labor’, sino que es mucho mejor afirmar algo así: ‘Gracias por detectar el error tipográfico en el tercer párrafo del documento, un acierto que nos ha evitado perder el cliente’. 

¿Te ha gustado? ¿Nos ayudas a difundirlo?

Este artículo está inspirado en el original en inglés del Blog de Dale Carnegie Training: '4 Ways to Give Constructive Criticism in a Positive Way'

 

 

Rambla de Catalunya 62, 2-2 B, Barcelona, 08007, ES
P:+34 93 496 00 00

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com