Mejora de Procesos

Cultivar una actitud mental para ser más feliz: 7 consejos Dale Carnegie

Dale Carnegie Spain

noviembre 15, 2016

En el Libro de Oro de Dale Carnegie quedan recogidos sus principios fundamentales. Uno de sus apartados incluye una serie de interesantes consejos para mantener una actitud beneficiosa y constructiva, una actitud que nos provea de bienestar.

#1. Enriquece tu mente con pensamientos positivos de paz, valentía, salud y esperanza.

Sólo nosotros somos los dueños absolutos de nuestros pensamientos. Con frecuencia nos resulta difícil controlar nuestra mente, que funciona por su cuenta creándonos inquietud con pensamientos preocupantes y de culpabilidad. Hacernos conscientes de que muchas veces sólo son pensamientos que no responden a realidades, que es la mente quien nos juega malas pasadas y entrenarnos para gestionarlos nos ayudará a estar mejor.

Nos puede ser útil traer al presente momentos felices en que nos hemos sentido bien, crear espacios para relajarnos y meditar, construir pensamientos con la convicción de todo irá a mejor.

#2. No trates de vengarte de tus enemigos

El resentimiento y el ánimo de venganza procuran malestar, en primer lugar a la persona que los siente. Son emociones tóxicas que no construyen y sí destruyen, así que invertir tiempo o energía en ello es siempre inútil y contraproducente.

Cuando el ‘ojo por ojo, diente por diente’ logramos transformarlo en comprensión, somos capaces de ver que los demás hacen lo que hacen de la forma en que lo hacen porque en ese momento no pueden o no saben hacerlo de otro modo. Cuando comprendemos y aceptamos lo que ocurre, deja de dolernos y molestarnos, ya no sentimos deseos de venganza y nos sentimos tranquilos y en paz con nosotros mismos.

#3. Espera ingratitud

Las expectativas nos generan sufrimiento. Cuando esperamos, desesperamos. Así, la solución pasa por no esperar nada o, en todo caso, esperar ingratitud, como con mucho tino aconseja Dale Carnegie. De esa forma, todo lo que venga a nosotros será bien recibido, sin entrar a valorar si es mucho o poco porque no tendremos punto de referencia de lo esperado.

Esta actitud nos predispone a estar bien, pase lo que pase, a encontrarnos en un estado receptivo y en equilibrio con nosotros mismos.

#4. Sé agradecido con lo que tienes, minimiza tus problemas

Valorar lo mucho que tenemos, en lugar de enfocarnos en lo que creemos que nos falta, resulta esencial para vivir bien. Agradecer las pequeñas cosas que recibimos día a día, apreciar los tesoros de que disfrutamos y darnos cuenta de que la felicidad está en ello.

Sólo nosotros podemos decidir estar a gusto la mayor parte del tiempo. Está en nuestras manos, es nuestra responsabilidad. Ni los demás, ni las circunstancias pueden cambiarlo. El poder está en nosotros, así debemos creerlo.  

#5. No imites a los demás

Las personas tendemos a compararnos con los demás. Comprender que somos únicos y que el ser únicos es lo que nos hace realmente valiosos resulta clave para estar orgullosos de nosotros mismos. Creer que ser como los demás o tener lo que tienen otras personas nos hará más felices no sólo es un error sino que además no es cierto.

Centrémonos en valorar lo que somos y lo que tenemos, en progresar en nuestro camino siempre avanzando, a nuestro ritmo y a nuestro estilo. Veamos nuestro potencial y nuestra riqueza, propongámonos desarrollarlo, a nuestro modo y a nuestro ritmo. Sin más.

#6. Procura sacar provecho de tus contratiempos

Toda experiencia aporta crecimiento. De los fracasos, se aprende, y mucho, si ése es nuestro propósito. Lo que ocurre no lo podemos cambiar, lo que sí podemos hacer es decidir cómo queremos vivirlo. Dado que vamos a tener que pasar por ello, ¿por qué no aprovechar la experiencia para dar un paso más allá, para hacernos más fuertes y más sabios, para avanzar en nuestro desarrollo como personas? No es mala idea, ¿verdad? 

#7. Da felicidad a los demás

Quien da, recibe por sólo hecho de dar. No hay satisfacción mayor que la de dar por dar, porque nos hace sentir bien, satisfechos y rebosantes de alegría. La felicidad se contagia.

Cuando nos proponemos repartir felicidad con cada persona que se nos cruza en nuestro camino, el mundo cambia de color y nuestro entorno se vuelve más vivo, más bonito. No cuesta dinero y, con la práctica, no llega a costar ni tan sólo esfuerzo. ¿A qué esperamos? Hoy ya es tarde.

Método Dale Carnegie

El programa Dale Carnegie de Liderazgo Personal, Comunicación y Relaciones Interpersonales te ayuda a ganar autoconfianza, a desarrollar tus habilidades de liderazgo, a relacionarte mejor con los demás y a salir de tu zona cómoda. ¿Te animas? Da un paso adelante y llévate unas útiles herramientas que te servirán para toda tu vida. 

 

Rambla de Catalunya 62, 2-2 B, Barcelona, 08007, ES
P:+34 93 496 00 00

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com