Imprimir  

Blogs Detail

España Blog

En Dale Carnegie España hacemos hincapié en la práctica de los principios y procesos, a través del diseño de programas que proveen a las personas del conocimiento, las habilidades y la práctica que necesitan para añadir valor a sus profesiones y empresas. Conectamos soluciones de probada eficacia con retos del mundo real. Dale Carnegie es reconocida como líder internacional gracias a su metodología única que consigue hacer aflorar lo mejor de cada persona.

 

Deja una huella memorable en los demás

Que los demás nos recuerden de una manera favorable, que nos recuerden con aprecio y cariño es algo que a todos nos importa. Y mucho. Los seres humanos necesitamos del reconocimiento social, aunque a veces nos cueste admitirlo.

Dale Carnegie acierta de lleno cuando afirma que ‘la persona que no se interesa por sus semejantes es la que tiene más dificultades en la vida y causa las mayores heridas en los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.’

Así, como seres sociales y emocionales que somos, las personas necesitamos estar en contacto entre nosotros. Cuanta más calidad hay en nuestras relaciones, más felices nos sentimos.

Las relaciones humanas, en el centro

Dale Carnegie sabía que las relaciones interpersonales están en el centro, que son la vía para triunfar, en la vida personal y profesional. Para dejar una huella memorable en los demás y ser interesantes a sus ojos debemos interesarnos por ellos.

Las enseñanzas de Dale Carnegie continúan siendo muy útiles hoy en día. Te recordamos algunas de sus citas que nos ayudan a mejorar nuestras relaciones:

#1. ‘Demuestre respeto por las opiniones ajenas. Jamás diga a una persona que está equivocada.’

Respetar la opinión ajena, aun teniendo un punto de vista divergente, es algo esencial. Querer tener la razón a toda costa no lleva a ningún lugar, no contribuye a nuestro aprendizaje ni es, en absoluto, positivo para nuestras relaciones.

#2. ‘Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo.’

Sonreír es la manera más directa y sencilla de llegar al corazón de la otra persona. No es necesario decir nada, con un solo gesto expresamos nuestra amabilidad. Una sonrisa que transmite de forma sincera nuestro afecto conecta inmediatamente con la otra persona.

#3. ‘Cuando odiamos a nuestros enemigos, les estamos dando poder sobre nosotros: el poder sobre nuestro sueño, nuestro apetito, nuestra presión sanguínea, nuestra salud y nuestra felicidad.’

Toda emoción es motor. Con razón se dice que nada es peor que la indiferencia, el no hacer aprecio. Nuestras emociones deben jugar a nuestro favor y generar ambientes positivos, de armonía y de equilibrio.

#4. ‘En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.’

Si en lugar de criticar procuramos comprender, si en lugar de defendernos, miramos de ayudar, seremos capaces de observar lo que ocurre desde una nueva perspectiva. Desde allí, el ‘paisaje’ será distinto y tal vez nos daremos cuenta de que toda realidad es tal y como la interpretamos. Así, si generamos comprensión, recibiremos comprensión.

#5. ‘Recordemos que las críticas injustas son, con frecuencia, elogios disfrazados. Recordemos que nadie patea a un perro muerto.’

Una crítica surge porque algo se mueve en la persona que la emite. Si sabemos interpretar que muchas veces los demás nos critican porque en el fondo nos admiran o, sencillamente, porque de algún modo les gustaría estar en la posición que estamos nosotros, esa crítica no tendrá la capacidad de afectarnos en absoluto.

#6. ‘No trate nunca de pagar a sus enemigos con la misma moneda, ya que si lo hace, será más grande el daño que se hará a sí mismo.’

Haz el bien y no mires a quién. Poner la otra mejilla. Son otras formas de decir lo mismo. La generosidad beneficia en primer lugar a quien la practica, mucho más que a quien la recibe. Al revés, ocurre lo mismo: dañando al prójimo es la forma más segura de dañarnos a nosotros mismos.  

#7. ‘Si discute usted, y pelea y contradice, puede lograr a veces un triunfo; pero será un triunfo vacío, porque jamás obtendrá la buena voluntad del contrincante.’

Discutir no lleva al acuerdo, no lleva a un punto ‘win win’ en el que ambas partes ganan. La pelea por tener la razón no es nunca una buena opción para negociar, para conciliar o para mediar en un conflicto. Si ambas personas no ganan, las dos seguro que pierden.

#8. ‘La manera de dar vale más que lo que se da.’

La forma genuina, auténtica de agasajar a alguien es lo que realmente nos importa. Es lo que realmente recordamos. La intención con que alguien nos ha regalado una mirada, una sonrisa tiene para nosotros más valor que el oro.

Dale Carnegie, expertos en relaciones humanas

Como expertos en relaciones humanas y comunicación, en Dale Carnegie entrenamos estas habilidades en las personas para que las aprovechen en su vida personal y profesional.

Más de 8 millones de graduados en todo el mundo son testigos de los excelentes resultados que Dale Carnegie les aporta a diario. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!

Comentarios (0)

 

Cómo Dale Carnegie te ayuda en tu estrategia de employer branding

El employer branding está en boca de todos. Si te dedicas a los recursos humanos ya lo sabes y, si no, te lo contamos. Para atraer talento cualificado, las empresas deben poder ser evaluadas de forma positiva por sus empleados y colaboradores, además de por sus clientes.

Cada vez es más frecuente encontrar opiniones de personas que han trabajado para una determinada firma en el pasado. Cada vez es más frecuente que las personas busquemos referencias acerca de una empresa antes de decidirnos a aceptar una oferta de trabajo.

Ya no sólo es evaluado el candidato sino también la empresa contratante. Y es lógico. El acuerdo entre empresa y empleado debe ser un acuerdo win win para que la relación funcione, sea provechosa para ambas partes y duradera en el tiempo.

Así, el área de recursos humanos y el marketing se unen para trabajar en común. La empresa es un todo que debe comunicar unos valores, una misión y una forma de hacer, alineados y en congruencia, para generar credibilidad y transmitir confianza.

Con la nueva era del conocimiento, todos los stakeholders de una empresa tienen voz, incluidos los empleados. Cualquier persona, sea cual sea el rol que ejerza, puede dar su opinión sobre una empresa o una marca… ¡y ser tenida en cuenta!

3 claves Dale Carnegie para mejorar el employer branding

Haz que las personas estén orgullosas de la empresa en la que trabajan. De este modo, tendrán ganas y estarán motivadas a compartir esta excelente y maravillosa experiencia con los demás. Las redes sociales pueden ser grandes amplificadores y actuar para potenciar el atractivo de trabajar para tu marca. ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo conseguirlo?

#1. Elogiar todo progreso, pequeño o grande

Reconocer el trabajo bien hecho es clave. Estamos acostumbrados a que se nos paga por hacerlo bien, con lo cual ésa es nuestra obligación. Así que nos resulta extraño cuando alguien es ‘generoso en el reconocimiento’ como bien recomendaba Dale Carnegie. Cuando un jefe actúa así tiene a su equipo motivado. Muchas personas deciden continuar en su trabajo actual por razón del buen clima laboral que puede ser, en determinadas circunstancias, más importante que el sueldo.

#2. Demostrar un interés genuino

Cualquier persona que sienta que aporta activamente valor a su trabajo y a su empresa, estará motivada para continuar haciéndolo. Escuchar a nuestros colaboradores y empleados, tener en cuenta sus aportaciones y ponerlas en marcha es una de las mejores maneras de mantener contentas a las personas que trabajan con nosotros. A todos nos gusta sentir que formamos parte de un proyecto que va más allá de las lindes de nuestras tareas cotidianas, que con nuestro esfuerzo estamos día a día contribuyendo a construir una empresa mejor.

#3.  Atribuir a la otra persona una buena reputación

Cuando confiamos en los demás y lo hacemos de corazón, cuando lo demostramos y ellos así lo perciben, son capaces de dar mucho más de sí mismos. Las personas llegamos muy lejos, y mucho más cuando alguien espera eso de nosotros, cuando alguien sabe que lo conseguiremos. Muchas veces hacemos las cosas pensando más en no fallar a la confianza que alguien ha depositado en nosotros que por nosotros mismos. Conocer estos pequeños ‘trucos’ de psicología que están en la base de la naturaleza humana, que son sencillos pero que son clave, ayuda a las personas a hacer crecer en positivo la reputación de la empresa y a incorporar mejor talento en nuestros proyectos.

Dale Carnegie y el compromiso del talento

En Dale Carnegie somos expertos en las personas, en las claves de la comunicación que hacen que las empresas funcionen de forma exitosa.

Si quieres más información sobre cómo puedes mejorar las relaciones con tus empleados y mantener la motivación alta, llámanos. Te lo explicamos.

Comentarios (0)

 

Habilidades de comunicación para vender

Es una creencia compartida el hecho de que la tecnología nos facilita la comunicación en esta nueva era del conocimiento. Las redes sociales, por ejemplo, nos permiten conectar con personas que, de otro modo, no sería posible llegar a ellas. Nos allanan el camino para mantener vivas relaciones antiguas mediante mensajes o, simplemente, compartiendo una misma comunidad.

Sin embargo y, a pesar de las claras ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías en este sentido, las personas no podemos ni debemos sustituir determinados elementos de las relaciones personales que hacen que éstas sean especiales. Es decir, que las redes sociales pueden ser una herramienta pero no un fin en sí mismas.

Así, las habilidades de la comunicación genuina y cercana, el buscar un espacio en la agenda para un café, el compromiso y otros detalles que demuestran nuestra dedicación por los demás continúan siendo esenciales. Ni un CRM estupendo ni las redes sociales podrán sustituirlas. Nuestra capacidad de influencia depende de ello, y también nuestro éxito comercial.

5 consejos de Dale Carnegie sobre comunicación en ventas

#1. Estemos a la escucha… y demostrémoslo.

Escuchar con atención nos va a proveer de valiosa información acerca de la mejor manera cómo podemos responder a las necesidades de nuestro cliente. Nuestra gestualidad y nuestros cinco sentidos estarán alineados a prestar la máxima atención a la persona que habla. Para ello cualquier elemento distractor, como puedan ser teléfonos o tabletas, lo dejaremos al margen. Nada es más importante en ese momento que la persona que tenemos delante.

#2. Construyamos la confianza

Sonreír, asentir con la cabeza, mirar a los ojos y repetir las palabras de nuestro interlocutor… con estos simples gestos estamos demostrando nuestro interés por él y por sus deseos. Es una forma de acercarnos, de conseguir que nos dé su confianza. No hay mejor forma de despertar interés en la otra persona que interesándonos primero nosotros en ella, ya lo dijo Dale Carnegie hace muchos años.

#3. Relajémonos y dejemos hablar

Cuando acabamos de conocer a alguien solemos preocuparnos por causarle una buena primera impresión. Buscamos temas posibles de los cuales hablar para ser interesantes a sus ojos. Sin embargo, no nos damos cuenta que es mucho más sencillo que todo eso: podemos optar por preguntarle sobre sus intereses, sobre su trabajo para que nos cuente, para que sea la otra persona quien hable más y concederle así nuestra atención. Es una excelente manera de comenzar una relación con buen pie.

#4. Expresemos nuestro agradecimiento.

El tiempo es algo realmente valioso para todos nosotros. Cuando alguien nos dedica un rato para conversar, compartir o acompañarnos nos está haciendo un regalo. Otorgarle el valor que tiene agradeciendo su gesto muestra dos virtudes muy apreciadas, es prueba de generosidad y humildad.

#5. Recordemos el nombre de la otra persona

Se nos hace difícil recordar el nombre de las personas porque cuando nos las presentan no prestamos la atención suficiente y porque, además, no aplicamos ninguna técnica para memorizarlo. Precisamente por ese motivo, sorprende y halaga cuando alguien que nos acaba de conocer se refiere a nosotros por nuestro nombre. Como bien supo definir Dale Carnegie éste ‘es el sonido más dulce e importante’ para cualquier persona en cualquier idioma.

Entrenamiento en habilidades Dale Carnegie

Éstas son algunas de las habilidades, de las sencillas habilidades que, a veces, por demasiado obvias olvidamos o pasamos por alto. Son habilidades que se integran con la práctica diaria y acaban formando parte de nuestra cotidianeidad y de nuestras relaciones como algo natural.

Por eso, los programas Dale Carnegie funcionan en cualquier país del mundo. Porque entrenan en habilidades que conectan emocionalmente con las personas y las personas somos, en esencia, todas muy parecidas. En la sociedad actual son este tipo de habilidades las que un robot no puede sustituir y, en especial, en el área de ventas, nos ayudarán a destacar entre los demás.

La habilidad de conectar emocionalmente con los demás es la única vía segura para llegar a su corazón. Recordemos aquel dicho de Pascal tantas veces parafraseado: ‘El corazón tiene razones que la razón no entiende.’

Comentarios (0)

 

5 citas de Dale Carnegie imprescindibles para empresarios

El valor más preciado de las organizaciones es el talento. Las personas son un factor clave de diferenciación y, en consecuencia, han de estar en el centro de cualquier política de desarrollo empresarial.

En la era del conocimiento, cada vez más tareas pueden ser automatizadas y llevadas a cabo por robots pero, de momento, el talento, la creatividad y la actitud continuarán siendo un capital humano insustituible.

Las personas, el motor de las empresas exitosas

#1. “Al tratar con personas, recuerda que no estas tratando con criaturas lógicas, sino con criaturas emocionales.”

A veces, nos perdemos en argumentos basados en la razón y en la lógica para convencer o vender. Nos olvidamos de que llegando al corazón de las personas es cómo nos las ganamos, y sólo conectando con sus emociones podemos abrir ese valioso canal de comunicación. Romper las barreras emocionales, apelar a nuestro lado más humano y aprovechar la inteligencia emocional son recursos clave para lograr que los demás saquen lo mejor de sí mismos.

#2. “Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: ‘Me gustas. Me haces feliz. Me alegro de verte.”

Una sonrisa abre las puertas de las relaciones personales. Con una sonrisa nos aseguramos el hecho de comenzar una relación con buen pie y animamos a la otra persona a comunicarse con nosotros. Es sencillo y aplicable desde este mismo momento. Es universal: funciona en cualquier lugar del planeta. Es efectivo casi en el 100 por cien de las ocasiones y no cuesta dinero. ¿Qué ocurre entonces? ¿Por qué somos tan parcos a la hora de emplearlo? Ser amable no es sinónimo de ser débil. Recordémoslo.

#3. “Preocúpate más por tu carácter que por tu reputación. Tu carácter es lo que realmente eres, mientras que tu reputación es simplemente lo que los demás creen que eres.”

Lo que yo soy, puedo modificarlo. Lo que yo hago, sólo depende de mí. Cómo yo me muestro, lo elijo yo y nadie más. Por lo tanto, el desarrollo personal debe partir del interior de cada persona, de nuestros valores y de nuestros retos de mejora. Lo demás vendrá por añadidura. En el fondo, lo que piensen los demás es algo que no debe influir en nuestros objetivos personales. Sencillamente, porque podemos influir en ello, pero no podemos cambiarlo.

#4. “La mayoría de las cosas importantes en el mundo han sido realizadas por personas que lo han seguido intentando aun cuando parecía no haber ninguna esperanza.”

El tesón, la perseverancia y la resiliencia son cualidades indiscutibles para triunfar. Creer en nosotros mismos, en nuestra propia valía nos hace fuertes y nos empuja a avanzar. Muchas veces, la diferencia entre una persona y otra tan sólo se centra en esta virtud, la de la constancia. El camino para llegar al éxito es, con frecuencia, sinuoso. La capacidad para mantener alta la motivación y el entusiasmo son factores clave para no abandonar. ¿Y si ya sólo nos queda un paso más para llegar?

#5. "La persona exitosa se beneficiará de sus errores y volverá a intentarlo de otra manera."

Probar, probar y probar. El miedo sólo paraliza y no aporta crecimiento. Para aprender, hay que equivocarse. Para avanzar, a veces hay que retroceder. Y ésa es la forma en qué piensan los empresarios de éxito. No se dejan vencer por el miedo al fracaso, se equivocan y lo intentan de una nueva forma. Hasta que lo consiguen. Las oportunidades se muestran a quienes las saben reconocer. La experiencia no es una ciencia infusa. Las ideas sin acción, el pensar sin el hacer no lleva a ningún lugar.

Dale Carnegie es inspirador

Los principios de Dale Carnegie han inspirado a muchos empresarios. Su aplicación práctica nos guía para romper barreras en áreas como la venta, el liderazgo y las relaciones con las personas.

Pregúntanos y te explicaremos cómo Dale Carnegie puede ayudarte a crecer, como persona y como empresario.

Comentarios (0)

 
 
 
 

Rambla de Catalunya 62, 2-2 B, Barcelona, 08007, ES
P:+34 93 496 00 00

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com