Imprimir  

Blogs Detail

España Blog

En Dale Carnegie España hacemos hincapié en la práctica de los principios y procesos, a través del diseño de programas que proveen a las personas del conocimiento, las habilidades y la práctica que necesitan para añadir valor a sus profesiones y empresas. Conectamos soluciones de probada eficacia con retos del mundo real. Dale Carnegie es reconocida como líder internacional gracias a su metodología única que consigue hacer aflorar lo mejor de cada persona.

 

‘Cómo ganar amigos’, lectura recomendada para este verano

Uno de los libros más vendidos de la historia es ‘Cómo ganar amigos’ de Dale Carnegie. Publicado en la década de los treinta del siglo pasado, lo han leído y releído decenas de millones de lectores en todo el mundo.

Los consejos y ejemplos que en él se recogen nos ilustran sobre cuáles son las claves para llevar una buena vida. Las relaciones personales de calidad y una comunicación bien enfocada con las demás personas constituyen la base del éxito personal y profesional. Dale Carnegie lo vislumbró en una época en que estas ideas resultaban rompedoras y atrevidas, hace más de cien años.

A veces nos resulta complicado comunicarnos, nos da la sensación de que los demás no nos comprenden y no nos damos cuenta que la solución se encuentra en nuestro interior. Si no logramos conectar para transmitir nuestro mensaje, deberemos cambiar nuestra sintonía.

Si creemos que la causa de nuestra infelicidad está fuera, continuaremos toda nuestra vida sin poder solucionarlo… sencillamente porque no está en nuestras manos. Una vez que nos damos cuenta de que esta creencia no tiene fundamento y movemos ficha nosotros, comenzamos a hacer las cosas de diferente forma y los resultados son otros. En nuestra vida, empiezan a ocurrir cosas nuevas, experiencias distintas.

Los 8 regalos del libro ‘Como ganar amigos’

#1. Salir de la rutina mental, concebir nuevas ideas, adquirir una nueva visión, descubrir nuevas ambiciones.

Este libro ‘despierta la mente’ y las ideas de sus lectores. Con esto, ¿qué queremos decir? Que su lectura nos abre nuevas perspectivas para ver la realidad de siempre de una forma completamente nueva. Es así como podemos transcender las experiencias que se nos repiten, romper con la rutina y comenzar a vivir de forma distinta. Así, aprendemos y nos desarrollamos, así nos abrimos a opciones para una vida mejor.

#2. Hacer amigos, rápida y fácilmente.

Es una forma de expresar que la lectura del libro nos facilitará las relaciones con los demás, que nos permitirá responder mejor ante situaciones en las que estén implicadas las personas. Por ejemplo, si necesitamos lograr la colaboración de alguien, trabajar un proyecto en equipo o realizar una venta. Nos ofrece recursos para ser más convincentes, más agradables, para aparecer como más interesantes a los ojos de los demás.

#3. Aumentar su popularidad.

Este objetivo está relacionado con el anterior y se vincula directamente con el desarrollo de las habilidades de liderazgo. Cuando conectamos con los demás, empatizamos con ellos y nos sienten cercanos, accesibles, nos convertimos en referentes. La popularidad bien enfocada va ligada a la influencia y ésta, a su vez, a la autoridad. Cuando tenemos autoridad, los demás nos escuchan, nos siguen. Al líder lo eligen las personas que deciden apoyarle y acompañarle en su camino. El carisma y la popularidad son habilidades que se pueden entrenar y desarrollar.

#4. Lograr que los demás piensen como usted.

En la venta en particular y en las relaciones personales en general, conseguir que los demás coincidan con nosotros en la forma de ver las cosas resulta esencial para estrechar vínculos. Conseguir convencer y que la persona crea, además, que la idea ha sido suya es un punto clave en los negocios. Acuerdos comerciales, alianzas estratégicas, negociaciones win win son retos diarios de profesionales y empresarios de todo tipo.

#5. Aumentar su influencia, su prestigio, su habilidad de lograr que las tareas se hagan.

Influencia y liderazgo, prestigio y reputación, que los demás deseen hacer lo que les pedimos que hagan. No es lo mismo dirigir que liderar. Liderar personas es acompañarlas en su desarrollo, es inspirarlas y motivarlas para que den lo máximo, para que lleguen lo más lejos posible en sus retos profesionales. El reconocimiento, el elogio honesto y sincero, basado en hechos y en evidencias son las fórmulas más eficaces para avanzar en proyectos de equipo de forma exitosa.

#6. Proceder bien ante las quejas, evitar discusiones, preservar sus relaciones humanas afables y agradables.

La mejor manera de gestionar una disputa o una discusión es evitándola. Dale Carnegie no estaba a favor de la confrontación abierta porque lo más habitual es que, como consecuencia, ambas partes salgan perdiendo. Las relaciones humanas llevadas de forma inteligente, construidas de forma positiva enriquecen; la negatividad, la actitud derrotista, la crítica, la queja no traen más que desgaste y son fuentes seguras de estrés.

#7. Convertirse en un mejor orador, en un conversador más jovial.

Comunicar bien a un auditorio no es tarea fácil. Quien domina las reglas de hablar bien en público tiene mucho ganado. Para ser una persona influyente, popular y con autoridad, ésta es una habilidad esencial. Más hoy en día. Las personas nos unimos a propuestas de personas alegres, joviales, a personas con las que disfrutamos de su compañía.

#8. Despertar entusiasmo entre sus asociados.

El entusiasmo es un motor, que mueve a las personas a la acción. Los buenos líderes lo saben y lo emplean de forma inteligente para lograr los objetivos propuestos. En una empresa, en la vida profesional y, en general, en cualquier ámbito, el entusiasmo se contagia y nos carga las pilas, nos empodera a iniciar proyectos, a superar retos.

Dale Carnegie y sus ejemplos de vida

Con la lectura de ‘Cómo ganar amigos’ obtenemos buenas ideas que nos ayudan en nuestra vida diaria. Son consejos fáciles de aplicar, sencillos de comprender que, muchas veces, por demasiado obvios pasamos por alto.

Además, con el entrenamiento en habilidades de Dale Carnegie integramos y concretamos estas ideas en el quehacer diario, de manera que podemos enfocar la vida de forma más saludable, más plena y más agradable para nosotros y las personas de nuestro entorno.

Contacta con nosotros y te lo explicamos. Septiembre es un buen momento para comenzar con nuevos proyectos. Más de 8 millones de personas en todo el mundo ya lo han vivido. ¡Felices vacaciones y feliz lectura!

Comentarios (0)

 

‘Job hoppers’: talento para fidelizar con Dale Carnegie

Los avances tecnológicos llevan consigo de forma inevitable cambios sociales y económicos de relevancia. Así, las empresas y el mercado laboral evolucionan hacia nuevos escenarios. El 'job hopping' es una tendencia al alza, liderada por toda una generación de millennials que construye su carrera profesional partiendo de premisas diferentes de las imperantes hasta nuestros días.

El 'job hopping' no es más que el reflejo de una generación inquieta, de un talento que lleva impreso en su ADN las ganas de aprender, de progresar y que cree en la flexibilidad, que sabe que para evolucionar es necesario diversificar. Así el 'job hopper' se configura como el talento que aporta valor por su capacidad de adaptación al cambio y su eficacia en el trabajo, gracias a su inconformismo y a su automotivación recurrentes.

No son leales a una empresa, los 'job hoppers' son personas que están en permanente búsqueda de nuevas oportunidades laborales, que se mudan de empresa con frecuencia y que les impulsa la motivación al cambio.

Sin embargo, estos perfiles resultan interesantes y atractivos, precisamente por sus amplios conocimientos y variadas experiencias. Suelen ir un paso por delante del resto y tienen grandes aspiraciones. Comprender sus auténticas motivaciones es el primer paso para conseguir que permanezcan en las filas de una empresa, más allá de algunos meses.

Cómo conservar el talento de los ‘job hoppers’ en nuestras empresas

Dale Carnegie aporta algunas propuestas de valor al respecto, algunas recomendaciones que nos pueden ayudar como managers y como líderes de nuestra organización para retener este tipo de talento.

El reconocimiento. Saber reconocer los logros y progresos de nuestros colaboradores y empleados, a través del elogio sincero y honesto, con evidencias y argumentos.

La escucha. Saber escuchar y 'leer entre líneas' lo que las personas de nuestro equipo están necesitando o demandando de nuestra organización y de nosotros en cada momento.

Los retos. Saber lanzar 'retos amables' para conseguir hacer salir a la persona de su zona de confort y darle la oportunidad de demostrarse a sí misma y a los demás de lo que es capaz.

La cooperación. Saber preguntar antes que dar órdenes, hacer que los errores parezcan fáciles de corregir y lograr que los demás se sientan satisfechos de contribuir al éxito del equipo.

La asertividad. Saber comunicar los errores para que sean corregidos, a la vez que permitimos que la otra persona salvaguarde su prestigio.

La confianza. Saber atribuir a la otra persona una buena reputación para conseguir que se esfuerce en mantenerla, y otorgarle la confianza necesaria para que decida atreverse a ‘dar el salto’.

La empatía. Tratar de ver las cosas desde  el punto de vista de la otra persona. Saber ponernos en sus zapatos para comprender mejor sus necesidades, anhelos y temores.

La humildad. Reconocer, analizar y corregir nuestros propios errores antes de corregir los de los demás.

La generosidad. Hacer que la otra persona se sienta importante y hacerlo sinceramente, demostrar un interés genuino por las ideas y deseos de la otra persona. Dar lo mejor de nosotros mismos.

La conciliación. Saber que la mejor forma de ganar en una discusión es evitarla, esperar ingratitud y no buscar la venganza.

Las habilidades relacionales son la clave del éxito profesional. Saber cómo canalizar adecuadamente las relaciones con las personas es el camino más seguro para triunfar en nuestras empresas. ¿Más dudas sobre cómo motivar a la generación de los millennials?

Dale Carnegie te entrena 

Los programas Dale Carnegie son programas de entrenamiento en habilidades de comunicación interpersonal y liderazgo, proveen de las herramientas necesarias para ganar en autoconfianza, conseguir cooperación y salir de la zona de confort. Más de 8 millones graduados en todo el mundo lo han experimentado. Contáctanos y te lo explicamos.

 

Comentarios (0)

 

Comunicar desde las emociones para comunicar bien

Cada vez hay más personas que están de acuerdo en que la clave de la felicidad parte de unas buenas relaciones con los demás. Que no hay nada más importante para los humanos que su entorno social. Y, naturalmente, en ese entorno se incluye el entorno laboral.

Dedicamos buena parte de nuestras vidas al trabajo. Un buen ambiente en la oficina es, muchas veces, mejor valorado que un aumento de sueldo. Las personas somos seres emocionales y eso Dale Carnegie ya lo tenía claro hace más de cien años.

Por eso, para una comunicación que funcione, que sea eficaz en las empresas, los consejos de Dale Carnegie vienen mejor que nunca. En la era del conocimiento, parece que acabamos de descubrir que conectar con las emociones es la clave para comunicar bien.

Cómo intervienen las emociones cuando comunicamos

#1. Creamos nuestras propias emociones

'Si quieres ser entusiasta, actúa con entusiasmo.'

Las personas somos un ‘todo’, somos holísticas. Significa que podemos modificar cómo nos sentimos a través de nuestra gestualidad y de nuestro cuerpo. ¡Puedes comprobarlo! Si te esfuerzas en sonreír cuando te parece que tienes un mal día, acabarás por transformar esa emoción y tu día lo vivirás bastante mejor.

Muéstrate entusiasta y acabarás transmitiendo entusiasmo. El entusiasmo conecta con los demás y se contagia… ¡casi inmediatamente!

#2. Decidimos con el corazón

'Cuando se trata de personas, recuerde que no se trata de criaturas de la lógica, sino criaturas de la emoción.'

Las personas nos comunicamos por emociones. El lenguaje corporal y la entonación conforman el 93 por ciento de nuestra fuerza comunicativa. La argumentación lógica tiene un peso de sólo el 7 por ciento.

Para comunicar de forma eficaz debemos partir de un buen estado de ánimo porque lo transmitimos a través de nuestro cuerpo y nuestra voz. Las personas decidimos con el corazón y con la razón argumentamos nuestra decisión. Por tanto, el impacto en los resultados de una comunicación que conecta con las emociones es enorme.

#3. Tres comportamientos a evitar

'Cualquier necio puede criticar, condenar y quejarse, pero se necesita carácter y autocontrol para comprender y perdonar.'

No decimos que sea fácil, sólo decimos que es necesario. Para cultivar unas relaciones sanas no podemos elegir actitudes que generan desánimo, malestar y desmotivación. Criticamos y juzgamos para darnos importancia, nos quejamos para reclamar la atención de los demás… son comportamientos limitantes que nos perjudican y que perjudican nuestras relaciones.

Reforzar nuestra autoconfianza nos proveerá de una mayor capacidad de comprensión y de tolerancia, nos permitirá avanzar al lado de los demás para sumar en lugar de restar.

#4. Lograr la cooperación de los demás

'Sólo hay una manera de conseguir que alguien haga algo. Y eso es haciendo que la otra persona quiera hacerlo.'

Los humanos actuamos para buscar el placer o evitar el dolor. Sólo si la persona percibe que algo va a ser bueno para ella estará en la disposición adecuada para querer hacerlo.

¿Cómo podemos motivar, cómo podemos conectar desde la emoción para conseguir que la persona tenga ganas de actuar en un determinado sentido? Mantener una comunicación desde la honestidad, ser genuinos y positivos, nos ayudará a convencer.

#5. Escuchar para que nos escuchen

'El camino real hacia el corazón de un hombre es hablar con él acerca de las cosas que más atesora'.

No hablar tanto de nosotros mismos y escuchar más refuerza nuestro vínculo con las personas que nos rodean y mejora nuestras relaciones. En la empresa, estar pendientes de aquellos detalles que importan a la persona que tenemos enfrente, detalles muchas veces personales más que laborales, nos hará ser cercanos y nos ayudará a conectar, a abrir vías de comunicación. Temas como la familia o las aficiones pueden unir y hacer que la comunicación fluya fácilmente. Mostrar y demostrar un interés genuino por la otra persona con palabras y gestos es una puerta abierta a la comunicación.

#6. Centrarnos en la acción

'En lugar de preocuparse por lo que la gente dice de usted, ¿por qué no invertir el tiempo tratando de lograr algo que admiren?'

Preocuparse demasiado por lo que la gente piensa acerca de nosotros crea y alimenta monstruos imaginarios en nuestras mentes. Por lo general, los demás están demasiado pendientes de sí mismos como para darse cuenta de todo lo que hacemos nosotros. Esto puede ser decepcionante o liberador, según se mire. Sabiendo que es así, podemos permitirnos un mayor ‘riesgo’ y atrevernos a dar un paso más allá para ganar en autoconfianza, para estar mejor.

Comunicarnos bien gracias a Dale Carnegie

Piensa en cómo te sientes porque ese pensamiento, ese sentimiento se reflejará en el mundo. Y tú verás en el mundo los pensamientos y creencias que tú proyectas.

En Dale Carnegie conocemos las claves de una buena comunicación entre las personas, en el trabajo y en la vida personal. El entrenamiento que impartimos hace avanzar a los participantes en autoconfianza, representa un gran paso adelante en sus habilidades para comunicarse mejor. Contáctanos y te lo explicamos mejor.

Comentarios (0)

 

Deja una huella memorable en los demás

Que los demás nos recuerden de una manera favorable, que nos recuerden con aprecio y cariño es algo que a todos nos importa. Y mucho. Los seres humanos necesitamos del reconocimiento social, aunque a veces nos cueste admitirlo.

Dale Carnegie acierta de lleno cuando afirma que ‘la persona que no se interesa por sus semejantes es la que tiene más dificultades en la vida y causa las mayores heridas en los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.’

Así, como seres sociales y emocionales que somos, las personas necesitamos estar en contacto entre nosotros. Cuanta más calidad hay en nuestras relaciones, más felices nos sentimos.

Las relaciones humanas, en el centro

Dale Carnegie sabía que las relaciones interpersonales están en el centro, que son la vía para triunfar, en la vida personal y profesional. Para dejar una huella memorable en los demás y ser interesantes a sus ojos debemos interesarnos por ellos.

Las enseñanzas de Dale Carnegie continúan siendo muy útiles hoy en día. Te recordamos algunas de sus citas que nos ayudan a mejorar nuestras relaciones:

#1. ‘Demuestre respeto por las opiniones ajenas. Jamás diga a una persona que está equivocada.’

Respetar la opinión ajena, aun teniendo un punto de vista divergente, es algo esencial. Querer tener la razón a toda costa no lleva a ningún lugar, no contribuye a nuestro aprendizaje ni es, en absoluto, positivo para nuestras relaciones.

#2. ‘Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo.’

Sonreír es la manera más directa y sencilla de llegar al corazón de la otra persona. No es necesario decir nada, con un solo gesto expresamos nuestra amabilidad. Una sonrisa que transmite de forma sincera nuestro afecto conecta inmediatamente con la otra persona.

#3. ‘Cuando odiamos a nuestros enemigos, les estamos dando poder sobre nosotros: el poder sobre nuestro sueño, nuestro apetito, nuestra presión sanguínea, nuestra salud y nuestra felicidad.’

Toda emoción es motor. Con razón se dice que nada es peor que la indiferencia, el no hacer aprecio. Nuestras emociones deben jugar a nuestro favor y generar ambientes positivos, de armonía y de equilibrio.

#4. ‘En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.’

Si en lugar de criticar procuramos comprender, si en lugar de defendernos, miramos de ayudar, seremos capaces de observar lo que ocurre desde una nueva perspectiva. Desde allí, el ‘paisaje’ será distinto y tal vez nos daremos cuenta de que toda realidad es tal y como la interpretamos. Así, si generamos comprensión, recibiremos comprensión.

#5. ‘Recordemos que las críticas injustas son, con frecuencia, elogios disfrazados. Recordemos que nadie patea a un perro muerto.’

Una crítica surge porque algo se mueve en la persona que la emite. Si sabemos interpretar que muchas veces los demás nos critican porque en el fondo nos admiran o, sencillamente, porque de algún modo les gustaría estar en la posición que estamos nosotros, esa crítica no tendrá la capacidad de afectarnos en absoluto.

#6. ‘No trate nunca de pagar a sus enemigos con la misma moneda, ya que si lo hace, será más grande el daño que se hará a sí mismo.’

Haz el bien y no mires a quién. Poner la otra mejilla. Son otras formas de decir lo mismo. La generosidad beneficia en primer lugar a quien la practica, mucho más que a quien la recibe. Al revés, ocurre lo mismo: dañando al prójimo es la forma más segura de dañarnos a nosotros mismos.  

#7. ‘Si discute usted, y pelea y contradice, puede lograr a veces un triunfo; pero será un triunfo vacío, porque jamás obtendrá la buena voluntad del contrincante.’

Discutir no lleva al acuerdo, no lleva a un punto ‘win win’ en el que ambas partes ganan. La pelea por tener la razón no es nunca una buena opción para negociar, para conciliar o para mediar en un conflicto. Si ambas personas no ganan, las dos seguro que pierden.

#8. ‘La manera de dar vale más que lo que se da.’

La forma genuina, auténtica de agasajar a alguien es lo que realmente nos importa. Es lo que realmente recordamos. La intención con que alguien nos ha regalado una mirada, una sonrisa tiene para nosotros más valor que el oro.

Dale Carnegie, expertos en relaciones humanas

Como expertos en relaciones humanas y comunicación, en Dale Carnegie entrenamos estas habilidades en las personas para que las aprovechen en su vida personal y profesional.

Más de 8 millones de graduados en todo el mundo son testigos de los excelentes resultados que Dale Carnegie les aporta a diario. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!

Comentarios (0)

 
 
 

Rambla de Catalunya 62, 2-2 B, Barcelona, 08007, ES
P:+34 93 496 00 00

Síguenos en

 
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com